meliav.net blog comida perros
cachorro de perro soñando mientras duerme

¿Cómo se si mi cachorro está sano?

Saber o conocer si tu perrito está sano es un duda muy recurrente los primeros meses.

Veamos unos consejillos que nos guiarán un poquito.

Llenos de diversión, pero a veces misteriosos, los cachorros siempre hacen que te preguntes sobre su próximo movimiento. Para los nuevos propietarios y los que ya tienen conocimientos sobre ellos, averiguar si un cachorro tiene un problema de salud puede volver loco a cualquiera. ¿Están bien las heces blandas? ¿Y los vómitos después de comer? ¿Y cuántas horas de sueño necesita un cachorro?

Parecer normal

Cuando un cachorro parece estar juguetón, ayuda a reconocer los típicos signos caninos de buena salud. Acostumbrarse a comprobar diariamente el bienestar físico y mental de su cachorro puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Los perros y los gatos son animales de costumbres.

Los propietarios que observen los cambios en el comportamiento y la salud de su cachorro, que no tengan reparos en ponerse en contacto con su veterinario si creen que su perro está actuando de forma extraña.

Esto incluye cambios en el apetito de su cachorro, vómitos repetidos o diarrea en el mismo día o a lo largo de varios días. Los veterinarios prefieren abordar los problemas a tiempo, antes de que se conviertan en algo importante.

Si elige un nuevo cachorro de un criador, es importante observar el estado general del cachorro y empezar con un perro sano. Lo más probable es que un criador de renombre no ponga a la venta un cachorro que no esté sano, pero es útil detectar por su cuenta los cachorros que están en perfectas condiciones.

Signos de un cachorro sano

Condición corporal: Todos los cachorros de una camada deben tener más o menos el mismo tamaño, sin que parezcan demasiado gordos o demacrados.

Pelaje: Brillante y limpio, sin manchas irritadas, rojas o desnudas. Esto podría significar un problema de piel, como sarna o alergias.

Orejas: Limpias y sin olor, secreción o enrojecimiento.

Ojos: Brillantes y claros sin ninguna secreción.

Nivel de actividad: Está bien que se eche una siesta -incluso unas cuantas a lo largo del día-, pero un cachorro no debería estar aletargado una vez que se haya despertado. Una vez que el cachorro se haya adaptado, debería mostrar curiosidad por explorar su entorno y jugar con las personas o con otros perros de la casa.

Apetito: Cuando compiten con sus compañeros de camada por la comida, los cachorros son devoradores entusiastas. Después de mudarse a un nuevo hogar, es posible que su cachorro tenga que hacer varias comidas antes de limpiar el plato. Saltarse una o dos comidas es aceptable, pero saltarse más o comer sólo unos pocos bocados justifica una llamada al veterinario.

Vómitos: Una regurgitación ocasional probablemente esté bien. Los episodios repetidos después o durante una comida indican que algo va mal.

Viajes de ida y vuelta al baño: Busque heces firmes y regulares y orina clara. La orina con sangre puede indicar una infección del tracto urinario. Una sola deposición suelta o líquida puede no indicar un problema, pero las deposiciones repetidas con sangre o acuosas que duran más de 24 horas podrían significar un problema. Las bacterias, los virus, los parásitos internos, la ingestión de una sustancia tóxica o el exceso de comida pueden ser los responsables.

El cuidado de los dientes desde cachorro alargará su vida dental.

Moquillo canino y Parvovirus

Alimentar con la misma dieta durante unos días ayuda a evitar las heces blandas o las molestias digestivas». Si los dueños quieren cambiar la comida, les da la oportunidad de hacerlo gradualmente.

También se aconseja a los propietarios sobre la panosteitis, o «pano». A los cachorros de razas grandes de entre 5 y 18 meses se les suele diagnosticar pano, que es una inflamación ósea. Esta afección provoca cojera y puede durar de unos días a unas semanas. A menudo desaparece por sí sola.

El parvovirus es otra enfermedad mucho más peligrosa y potencialmente mortal en cachorros de 6 semanas a 6 meses. Muy contagioso, este virus debilita el sistema inmunitario, ataca el estómago y el intestino delgado y aumenta la posibilidad de una infección bacteriana secundaria.

Los signos de la parvovirus:

  • Letargo
  • Debilidad
  • Diarrea con sangre
  • Vómitos
  • Pérdida de peso
  • Deshidratación

Reconocer los síntomas del parvovirus y llevar a su cachorro al veterinario inmediatamente puede ayudar a salvar su vida. Muchos cachorros que sobreviven a los tres o cuatro primeros días de la enfermedad pueden recuperarse completamente.

Pero no hay que asustarse, todo lo contrario. En la mayoría de los países hay un protocolo veterinario de vacunas para evitar la mayoría de enfermedades mortales de ese primeros meses. Solo damos consejos para evitar males mayores, pero en definitiva si tienes un cachorro disfruta de sus primeros meses que son los mas bonitos. ❤️