meliav.net blog comida perros
perros y comida natural

Nutrientes esenciales para la salud de tu mascota

Dentro de los nutrientes debe haber un equilibrio entre: agua, proteínas, grasas, carbohidratos, minerales y vitaminas. A excepción del agua, los alimentos comerciales para perros identificados como 100% completos y equilibrados contienen todos estos nutrientes necesarios.

Agua bendita

El agua es esencial para ayudar a regular la temperatura del cuerpo, lubricar los tejidos corporales y como medio fluido para los sistemas sanguíneo y linfático. Dado que el agua interviene en prácticamente todas las reacciones del cuerpo de un animal, cualquier desviación importante se asociará a efectos adversos. Por ello, los perros disponen de varios sistemas diseñados para mantener un equilibrio hídrico constante.

La ingesta de agua está controlada por la sed, el hambre, la actividad metabólica (trabajo, gestación, lactancia, crecimiento) y el entorno (humedad y temperatura).

Los perros obtienen la mayor parte del agua simplemente bebiendo, pero también obtienen parte del líquido ingerido con la comida y del agua generada en los procesos metabólicos del cuerpo. El agua se pierde principalmente con la orina, las heces y la respiración.

La cantidad de agua que necesita un perro viene determinada en gran parte por la cantidad de comida que consume cada día. Una pauta general es que los perros necesitan 1 ml de agua por cada kcal de energía. En el caso de las hembras lactantes, las necesidades de agua aumentan para favorecer la producción de leche. Que siempre esté cerquita de tu perro la posibilidad de acceder a beber.

Calorías

La energía se mide en calorías. Una caloría se define como la cantidad de calor necesaria para elevar la temperatura de 1 gramo de agua de X grados de temperatura. Como esta cantidad de calor es tan pequeña, es habitual describir las necesidades energéticas y el contenido energético de los alimentos en kilocalorías (1000 calorías = 1 kcal). El término Caloría, escrito con C mayúscula, se utiliza a menudo para referirse a la cantidad de energía en 1 kilocaloría de alimento.

Consumo de alimentos y agua
Cuando el contenido de agua de una dieta aumenta, el perro o el gato suele beber menos agua. Por ejemplo, los perros que consumen dietas enlatadas, que contienen aproximadamente entre un 70% y un 75% de agua, suelen beber menos agua que los que consumen dietas secas, que contienen aproximadamente entre un 8% y un 12% de agua.

Proteínas

Las proteínas son un nutriente esencial y cumplen numerosas funciones en el organismo, como el crecimiento muscular, la reparación de tejidos, las enzimas, el transporte de oxígeno en la sangre, las funciones inmunitarias y como fuente de energía.

Las proteínas están formadas por aminoácidos. Cada proteína tiene una combinación única de aminoácidos que contribuye a su forma y función. Las proteínas alimentarias se digieren en el estómago y en el intestino delgado y se descomponen en péptidos (trozos más pequeños de la proteína que contienen dos o más aminoácidos) y aminoácidos libres, que luego se absorben en el torrente sanguíneo. Los aminoácidos se distribuyen a las distintas células del organismo, donde se utilizan para construir las proteínas del cuerpo.

Más de 20 aminoácidos intervienen en la síntesis de proteínas en el cuerpo, y hay dos tipos básicos: esenciales y no esenciales. Los aminoácidos esenciales son los que el cuerpo no puede producir, o producir en cantidades suficientes, con la suficiente rapidez por sí mismo para crecer y mantenerse sano. Son los que deben ser suministrados a través de la dieta. Los aminoácidos no esenciales se producen en cantidades suficientes en el cuerpo de forma natural y, por lo general, no es necesario complementarlos con la dieta.

Además, los aminoácidos esenciales no se almacenan como tales en el cuerpo durante un periodo de tiempo significativo. Se metabolizan constantemente y deben reponerse regularmente en las proporciones adecuadas a través de la dieta.

Los perros necesitan 10 aminoácidos esenciales:

  • Arginina
  • Histidina
  • Isoleucina
  • Leucina
  • Lisina
  • Metionina
  • Fenilalanina
  • Treonina
  • Triptófano
  • Valina


Fuentes de proteínas
Las proteínas proceden tanto de fuentes animales como vegetales. La mayoría de los ingredientes proteicos no tienen todos los aminoácidos en la proporción adecuada, y son ineficaces como única fuente de proteínas. Sin embargo, una combinación cuidadosa puede dar lugar al equilibrio adecuado.

Por ejemplo, la harina de soja y el maíz se complementan perfectamente, porque los aminoácidos que son deficientes en uno, están presentes en el otro. Lo mismo ocurre con las lentejas y el arroz. Ni la carne ni la harina de soja son una fuente ideal de proteínas por sí solas, pero cualquiera de las dos puede ser adecuada si se las alimenta en unión a otro alimento con diferentes aminoácidos.

Digestibilidad de las proteínas
Para evaluar adecuadamente los niveles de proteínas de los distintos alimentos para perros y gatos, hay que tener en cuenta dos cosas. Una es el nivel de proteínas y la otra es la digestibilidad de las proteínas. La digestibilidad es una medida de la disponibilidad o facilidad de uso de esa proteína. La digestibilidad sólo puede determinarse mediante estudios de alimentación controlados. Aunque dos dietas pueden tener el mismo nivel de proteínas indicado en sus envases, los resultados de los estudios de digestión pueden indicar niveles muy diferentes de digestibilidad de las proteínas. Por ejemplo, un alimento para perros que contenga un 21% de proteínas con una digestibilidad del 85% aportaría la misma cantidad de proteínas que una dieta que contenga un 23% de proteínas con una digestibilidad del 78%.

Además del nivel de proteínas, es importante el control de calidad durante el procesamiento de los alimentos para perros. La proteína puede resultar dañada por un tratamiento térmico excesivo, pero la mayoría de los fabricantes de alimentos para perros de buena reputación utilizan métodos de cocción adecuados y emplean medidas de control de calidad para garantizar que los productos se elaboran correctamente. Dado que la información sobre la digestibilidad de las proteínas no figura en las etiquetas de los alimentos para perros, la reputación del fabricante es importante.

Excesos y carencias
Cuando los perros y los gatos se alimentan con dietas con más proteínas de las que necesitan, las proteínas sobrantes pueden metabolizarse y utilizarse como energía. A diferencia de la grasa, hay un límite en la cantidad de proteína almacenada como tal en el cuerpo. Una vez que se satisface la demanda de aminoácidos y se llenan las reservas de proteínas, la energía proteica podría destinarse a la producción de grasa.

Por otro lado, los perros y gatos alimentados con dietas demasiado bajas en proteínas pueden desarrollar signos de deficiencia. Estos pueden incluir una disminución del apetito, un crecimiento deficiente, pérdida de peso, pelo o pelaje áspero y sin brillo, disminución de la función inmunitaria, menor rendimiento reproductivo y menor producción de leche. Los perros también pueden experimentar deficiencias proteicas subclínicas. Esto significa que pueden parecer perfectamente sanos, pero pueden ser más susceptibles a las infecciones y a otras tensiones ambientales. La buena noticia es que estas deficiencias son poco frecuentes si su mascota se alimenta con una dieta completa y equilibrada.

Fuentes de carbohidratos

Las fuentes de hidratos de carbono son los azúcares, los almidones y la fibra insoluble. Los azúcares simples son las moléculas de hidratos de carbono más pequeñas y se digieren y absorben fácilmente. Por el contrario, los hidratos de carbono complejos, o almidones, son combinaciones de azúcares simples que forman largas cadenas que requieren más digestión antes de poder ser absorbidos por el torrente sanguíneo. Las fibras insolubles son carbohidratos que no son digeribles por los perros o gatos.

En los alimentos manufacturados para mascotas, la mayoría de los hidratos de carbono de la dieta son cereales, como el trigo, el maíz y el arroz.

El lugar principal de la digestión de los carbohidratos es el intestino delgado, donde estos compuestos complejos se descomponen en glucosa (un azúcar simple). La glucosa es la fuente normal de energía utilizada por la mayoría de las células del cuerpo.

Cuando los perros y gatos consumen dietas que contienen más energía de la necesaria, el exceso de energía de los carbohidratos se almacena en forma de glucógeno en el hígado y los músculos, y se convierte en grasa y se almacena en los tejidos adiposos. Durante los periodos de ayuno, estrés o ejercicio, el glucógeno se descompone en glucosa y pasa al torrente sanguíneo, donde se distribuye a todos los tejidos corporales.

La función principal de los carbohidratos es proporcionar energía.

Carbohidratos en los alimentos para perros y gatos
Los carbohidratos pueden constituir una parte de la dieta seca en los alimentos para perros y gatos. Una gran parte de los hidratos de carbono de los alimentos para mascotas procede de los cereales. Los granos suelen procesarse mediante la molienda, los copos o la cocción. Los almidones crudos o mal cocinados son difíciles de digerir, por lo que un procesamiento cuidadoso es importante para elaborar alimentos altamente digeribles para mascotas.

Las fuentes habituales de carbohidratos digeribles que se encuentran en los alimentos para perros y gatos son

Grano de cereal o harina de:
  • Maíz
  • Avena
  • Arroz
  • Cebada
  • Trigo
  • Sorgo

El salvado o las cáscaras de los cereales y otros productos vegetales como fuente de fibra alimentaria:
  • Cáscaras de soja
  • Salvado de trigo
  • Pulpa de remolacha
  • Salvado de arroz
  • Salvado de avena
  • Fibra de guisante

Grasa

La grasa es una forma concentrada de energía. En comparación con las proteínas y los hidratos de carbono, la grasa contiene aproximadamente 2,25 veces la cantidad de energía por gramo. La mayor parte de las grasas alimentarias están formadas por triglicéridos, que son un grupo de tres ácidos grasos unidos a una columna vertebral de glicerol. Los ácidos grasos pueden clasificarse por la longitud de su cadena de carbono, por la presencia o ausencia de dobles enlaces, el número de dobles enlaces y la posición de esos enlaces a lo largo de la cadena de carbono.

Las grasas que no tienen ningún doble enlace se denominan grasas saturadas
las que contienen cadenas de ácidos grasos con un doble enlace se denominan grasas insaturadas
Éstas pueden variar desde un único doble enlace en la molécula de ácido graso (monoinsaturadas) hasta ácidos grasos con muchos dobles enlaces (poliinsaturadas). Las grasas saturadas suelen ser sólidas a temperatura ambiente y las insaturadas suelen ser líquidas.

La digestión de las grasas es más compleja que la de las proteínas o los hidratos de carbono. Aun así, los perros y gatos sanos digieren las grasas con gran eficacia, aproximadamente entre el 90% y el 95%.

Además de ser una fuente de energía, la grasa es necesaria como fuente de ácidos grasos esenciales. Los ácidos grasos esenciales poliinsaturados son importantes para la piel y el pelo normales, la función inmunitaria normal y muchos otros aspectos de la salud.

Minerales

Los minerales son moléculas relativamente simples en comparación con otros nutrientes, que pueden ser grandes y complejos. Las cuestiones nutricionales relacionadas con los minerales incluyen la cantidad de cada uno de ellos en la dieta, el equilibrio adecuado de todos los minerales y la biodisponibilidad de los minerales en la comida del perro.

Los minerales desempeñan muchas funciones diferentes en el organismo, como la formación de huesos y cartílagos, las reacciones enzimáticas, el mantenimiento del equilibrio de los fluidos, el transporte de oxígeno en la sangre, el funcionamiento normal de los músculos y los nervios y la producción de hormonas. Aunque algunos minerales funcionan por separado de otros, un perro no puede estar adecuadamente nutrido si no se le proporcionan todos los minerales en sus proporciones adecuadas.

La suplementación de un mineral en una dieta equilibrada puede crear desequilibrios y alterar la salud nutricional del animal.

Los minerales suelen agruparse en categorías macro y micro. Los macrominerales se necesitan en mayores cantidades en la dieta y se encuentran en mayores cantidades en el cuerpo que los microminerales.

Macrominerales:

  • Calcio (Ca)
  • Fósforo (P)
  • Sodio (Na)
  • Cloruro (Cl)
  • Potasio (K)
  • Magnesio (Mg)

Microminerales:

  • Hierro (Fe)
  • Zinc (Zn)
  • Cobre (Cu)
  • Manganeso (Mn)
  • Selenio (Se)
  • Yodo (I)
  • Calcio y fósforo

Minerales esenciales

Son necesarios para el desarrollo normal de los huesos, así como para numerosas funciones metabólicas;

-Proporcionan rigidez a los huesos y dientes
-Ayudan a la coagulación normal de la sangre
-Ayudan a controlar el paso de fluidos a través de las paredes celulares
-Son necesarios para la excitabilidad de los nervios


Sodio y cloruro
Sirven en gran medida como minerales reguladores de los fluidos para ayudar a mantener el equilibrio entre los fluidos dentro y fuera de las células individuales del cuerpo
El sodio contribuye a la transferencia de nutrientes a las células y al mantenimiento del equilibrio hídrico entre los tejidos y órganos
El cloruro es necesario para la formación de ácido clorhídrico en el estómago, que ayuda a la digestión de las proteínas, y para mantener el equilibrio ácido-base en todo el cuerpo
Potasio
Se encuentra en altas concentraciones dentro de las células
Es necesario para las funciones enzimáticas, musculares y nerviosas, así como para mantener el equilibrio de los fluidos en todo el cuerpo
Está ampliamente distribuido en los alimentos
Las deficiencias en la dieta no son probables cuando los perros y gatos son alimentados con comida completa y equilibrada
La deficiencia puede producirse en caso de diarrea crónica y/o vómitos u otras enfermedades
-Magnesio
Importante componente estructural de los músculos y los huesos
Desempeña un papel clave en muchas reacciones enzimáticas en todo el cuerpo
Algunos atributos del magnesio también son comunes al calcio, el potasio y el sodio
-El calcio y el fósforo influyen en el equilibrio del magnesio, ya que cantidades elevadas de calcio o fósforo disminuyen la absorción de magnesio en el tracto intestinal
-Hierro
Aunque el contenido corporal total de hierro es pequeño, desempeña un papel fundamental en los procesos vitales
Una pequeña cantidad de hierro (hemo) se combina con una gran proteína (globina) para formar la hemoglobina, el compuesto que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos. El hierro también es un componente importante de las enzimas necesarias para la utilización de la energía
Se absorbe rápidamente sobre todo en el intestino delgado
Los glóbulos rojos y su hemoglobina se destruyen y sustituyen constantemente a lo largo de la vida, especialmente durante el crecimiento, por lo que es esencial un suministro adecuado de hierro
-Zinc
Importante para la producción de proteínas y el funcionamiento del sistema inmunitario, así como para el ADN y la renovación celular
Unos 300 sistemas enzimáticos también dependen del zinc, incluidas las enzimas que protegen a las células del daño causado por la oxidación
Presente en los alimentos naturales
Puede añadirse como sales de zinc u otros complejos a los alimentos completos para mascotas
-Manganeso
Elemento esencial para muchas especies animales
El nombre deriva del latín para una forma de piedra magnética, la magnesia
Se encuentra en el cuerpo principalmente en el hígado; también está presente en cantidades apreciables en el riñón, el páncreas y los huesos
Las concentraciones más bajas se encuentran en el músculo esquelético; a pesar de la escasa cantidad total en el cuerpo, este elemento tiene varias funciones esenciales relacionadas con el metabolismo de las proteínas y los carbohidratos y la reproducción
Se cree que es un activador de los sistemas enzimáticos que participan en la producción de energía, la síntesis de ácidos grasos y el metabolismo de los aminoácidos
Las funciones del manganeso, el cobre, el zinc y el hierro pueden ser intercambiables en determinados sistemas enzimáticos
-Cobre
Importante para el metabolismo energético y el transporte de oxígeno en el torrente sanguíneo
La absorción suele ser mayor en los animales jóvenes que en los mayores
Se absorbe en el estómago y el intestino delgado
Se almacena principalmente en el hígado, el riñón y el cerebro
La disponibilidad del cobre natural en la dieta se ve reducida por los fitatos, por los altos niveles de ácido ascórbico (vitamina C), por el aumento de los niveles de calcio, zinc, hierro y azufre y por algunos metales tóxicos como el cadmio, la plata o el plomo
Las funciones del cobre en el organismo son muy variadas, ya que interviene en la formación de colágeno y tejido conectivo elástico, en el desarrollo y maduración de los glóbulos rojos, en las funciones antioxidantes y en la pigmentación del cabello y la lana.
-Selenio
Este oligoelemento fue uno de los pocos nutrientes identificados como sustancia tóxica mucho antes de que se descubriera que era un nutriente esencial para los animales
El selenio es el que se necesita en menor cantidad de todos los oligoelementos generalmente aceptados; también es el más tóxico si se consume en exceso. El selenio actúa junto con la vitamina E como antioxidante en el organismo y es necesario para la función inmunitaria normal. El selenio suele añadirse como ingrediente independiente en los alimentos comerciales para mascotas para garantizar un suministro adecuado.
Yodo
Es fundamental para la producción de hormonas tiroideas por parte de la glándula tiroides
La función principal de estas hormonas es regular e influir en las tasas metabólicas basales del cuerpo (por ejemplo, la rapidez con la que un animal metaboliza o quema energía después de comer)
Sin la glándula tiroidea, o la función adecuada de estas hormonas, un perro mostraría un crecimiento pobre, pérdida de pelo, aumento de peso y debilidad extrema.

Vitaminas

El descubrimiento y el reconocimiento de las vitaminas a principios del siglo XX cambiaron la forma en que el mundo pensaba en la nutrición de las personas y de los animales.

En comparación con los demás grupos de nutrientes, las vitaminas son las que se necesitan en menor cantidad. Y a diferencia de los minerales, las vitaminas son sustancias complejas. Las vitaminas se clasifican como liposolubles (vitaminas A, D, E, K) o hidrosolubles (vitaminas B y vitamina C). Las vitaminas liposolubles dependen de la presencia de grasa en la dieta y de la absorción normal de grasa para estar en el cuerpo.

Las vitaminas actúan conjuntamente entre sí y con otros nutrientes para nutrir el organismo. Por eso es importante aportar cantidades equilibradas de vitaminas y otros nutrientes en dietas completas. Añadir suplementos a dietas que ya son completas y equilibradas puede crear desequilibrios con efectos perjudiciales.

Vitaminas liposolubles
La vitamina A ha sido objeto de muchas investigaciones en los campos de la nutrición animal y la medicina veterinaria. La vitamina A desempeña una serie de funciones necesarias para la salud y el bienestar de los animales, como su papel en la visión normal, el crecimiento, la función del sistema inmunitario y la reproducción. Además, la vitamina A y su precursor, el betacaroteno, tienen funciones antioxidantes. La fuente vegetal de la vitamina A es el beta-caroteno, que los animales deben convertir en la vitamina real antes de que se active y funcione como vitamina A.

Aunque la vitamina D (colecalciferol) se considera una vitamina, también se considera que tiene una actividad similar a la de las hormonas y es una de las tres principales hormonas que participan en la regulación del calcio en el organismo. Sus funciones principales son ayudar a la mineralización del hueso y aumentar la absorción de calcio y fósforo en el intestino. La vitamina D puede adquirirse en la dieta o, en la mayoría de las especies, puede producirse en la piel tras la exposición a la radiación ultravioleta de la luz solar.

La vitamina E se utiliza para describir una familia de compuestos químicos denominados tocoferoles, derivados de las palabras griegas que significan «tener hijos», lo que hace referencia a su papel en la reproducción. También es conocida por su acción como antioxidante biológico. Los tocoferoles se encuentran en los aceites vegetales, sobre todo en asociación con los aceites poliinsaturados de las semillas, como el cártamo y el germen de trigo, o el aceite de soja. La falta de vitamina E en la dieta podría provocar daños en la pared o la membrana de las células de todo el organismo. Como nutriente, la vitamina E actúa junto con otros nutrientes y compuestos (el selenio, un micromineral, y el glutatión, un compuesto derivado de los aminoácidos) como antioxidante para minimizar el daño de la oxidación en las células.

Algunos tocoferoles son más activos en el organismo que otros. La forma alfa de la vitamina es la más activa como nutriente, y es el compuesto que se añade a los alimentos para satisfacer las necesidades dietéticas de los animales. Cuando se utiliza la vitamina E como conservante, se añaden mezclas de varias formas de tocoferol para ayudar a prevenir la oxidación de la grasa en la dieta. La forma de tocoferol más eficaz para prevenir la oxidación de la grasa en los alimentos tiene una baja actividad biológica en el organismo y no se considera parte del contenido de nutrientes de la dieta.

No se conoce ninguna toxicidad debida a la ingestión oral de cantidades incluso moderadamente altas de vitamina E en los animales. Los alimentos comerciales de buena calidad para mascotas contienen cantidades adecuadas de esta vitamina para satisfacer las necesidades dietéticas del perro y el gato.

La vitamina K fue la última de las cuatro vitaminas liposolubles en ser descubierta. Las formas más comunes de vitamina K en la dieta son la menadiona y la filoquinona, que proceden de plantas y verduras de hoja verde. La función principal de esta vitamina es la de agente coagulante de la sangre.

-Fibra hidrosoluble
Las vitaminas hidrosolubles del complejo B son las que se identifican originalmente como B1, B2, B6, B12 y otras que se enumeran a continuación. Estas vitaminas se requieren en pequeñas cantidades en la dieta diaria y son esenciales para muchas funciones del organismo. Aunque estos nutrientes no proporcionan energía por sí mismos, son fundamentales en el metabolismo de las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas, lo que se traduce en energía para los procesos corporales. A diferencia de las vitaminas liposolubles, las vitaminas B no se almacenan en absoluto en el organismo y deben consumirse diariamente.

Las vitaminas B hidrosolubles son

  • Tiamina (B1)
  • Niacina
  • Riboflavina (B2)
  • Ácido pantoténico
  • Piridoxina (B6)
  • Biotina
  • Vitamina B12
  • Colina
  • Ácido fólico
  • Inositol


La vitamina C (ácido ascórbico) también es una vitamina hidrosoluble y tiene una función metabólica primaria en el cuerpo de todos los mamíferos que implica la síntesis o producción de colágeno. Mientras que el ácido ascórbico es esencial en la dieta de los seres humanos, otros primates y cobayas, los perros no necesitan esta vitamina en su dieta, ya que la producen ellos mismos.