meliav.net blog comida perros
cachorros

Traer a casa un nuevo cachorro

Traer a casa un nuevo cachorro es un momento emocionante, y es importante asegurarse de estar preparado y que no te pille desprevenido.

Necesitarás comida para el cachorro, una correa y un collar, y un método para el entrenamiento del baño. Nos referimos con método a preparar unos papelitos de periódico en el suelo de aquella zona donde deseas que haga sus necesidades. Esta preparación hará que la primera semana juntos sea divertida. Pasaréis tiempo conociéndoos el uno al otro y tu nuevo cachorro explorará su nuevo espacio.

Antes de llevar a casa un nuevo cachorro

Prepárate para la primera semana de tu nuevo cachorro en casa abasteciéndote de lo esencial. Elige un pienso para cachorros, compra cuencos para la comida y el agua, consigue una correa y un collar con una etiqueta de identificación, juguetes y golosinas para bebés.

Si planificas tener todos los necesario a mano, podrás disponer de más tiempo para crear un vínculo afectivo cuando lo lleves a casa. Dado que querrás empezar a entrenar a su cachorro desde el primer día, leer algunos consejos y trucos puede ayudarles a prepararse para que todo salga bien.

Por último, y tal vez lo más importante, también deberías empezar a pensar en los nombres con antelación. Elegir un nombre y utilizarlo de forma coherente es fundamental para el adiestramiento del cachorro. Aunque muchos no adiestran a su perros lo más mínimo. Y cuando es una raza pequeña igual no mucho , pero cuando es una raza grande se hace tan pesado e inaguantable como un niño mal criado.

La primera semana del cachorro en casa

Los cachorros como buenos bebés son curiosos, así que anima al tuyo a explorar su nuevo hogar. Enséñale los lugares y espacios en los que podrá pasar su tiempo.

Los cachorros empiezan a echar los dientes alrededor de las 12 semanas de edad. También aprenden sobre su entorno llevándose cosas a la boca. Si intenta masticar los zapatos o los muebles, redirígelo dándole un juguete en su lugar.

Si descubres que ha mordido algo que no debía, no le regañes un rato después de haberlo hecho. No entenderá por qué te enfadas. Si le pillas en el acto, dale un «no» firme y redirígele con un juguete o un juego.

Crea una rutina de alimentación dándole de comer a las mismas horas cada día y en el mismo lugar. El cumplimiento de un horario le ayuda a aprender lo que debe esperar y también puede ayudarle a anticipar su necesidad de ir al baño.

El adiestramiento para ir al baño puede empezar inmediatamente después de traer al cachorro a casa. La constancia es la clave del juego.

Empieza por enseñarle su lugar para ir al baño, dondequiera que esté, y utiliza la misma frase, como «ve al baño», aunque yo uso la de «pipí?», para relacionar lo que debe hacer con lo que le pides. Deja que olfatee y se familiarice con la zona, y si hace sus necesidades en lugar que le corresponde, elógialo u ofrécele una golosina para reforzar ese comportamiento en el futuro.

Sacarlo justo después de la comida y antes y después de la siesta puede ayudar a reducir la posibilidad de «sorpresitas» en la casa.

Es una buena idea empezar a practicar el dejarle solo desde el primer día. Antes de meterlo en su jaula, sácalo a hacer sus necesidades. A continuación, mételo en su jaula y sal de casa, y vuelve al cabo de unos minutos. Puede que ladre y se queje, pero a medida que vayas practicando y aumentando el tiempo que está solo, aprenderá que volverás.

Nunca es demasiado pronto para empezar el entrenamiento de obediencia. El adiestramiento para ir al baño es importante, como se ha mencionado anteriormente, pero también debes empezar a enseñarle algunas órdenes básicas como «siéntate», «abajo» y «quieto».

Ayúdale a acostumbrarse a la correa dándole pequeños paseos por su jardín o por donde tenga espacio. Evita que se relacione con otros perros en lugares públicos hasta que le hayan puesto las vacunas. Suena feo en la época en la que vivimos, lo se…, el término «vacuna» nos ha saturado. Pero ya antes del COVID se hacía de esa manera también.

Es conveniente que lleves a tu cachorro al veterinario durante la primera semana para que le haga una revisión general. Es posible que necesite algunas vacunas y una revisión de parásitos. Esta es una gran oportunidad para que experimente la experiencia de viajar en coche y conocer e interactuar con gente nueva.

Es probable que su veterinario te anime a tratar con las orejas y las patitas de tu cachorro, así como a establecer una rutina de salud dental constante. Todas estas actividades te ayudarán a ti y a tu cachorro a largo plazo, especialmente si surgen problemas médicos.

También puedes presentar a tu nuevo cachorro a tus familiares y amigos. Esto puede ser una gran experiencia de socialización para él, pero intenta no abrumarle con demasiadas visitas a la vez. Permitir que su cachorro conozca a niños de todas las edades le ayudará a convertirse en un perro completo que adora a personas de todas las edades y tamaños.

Una vez que su veterinario le dé luz verde, puede empezar a socializarlo también con otros perros. La socialización y el adiestramiento son esenciales para que su cachorro se convierta en un perro educado. Si la economía no te ayuda a adiestrarlo de forma profesional no importa, pero intenta educarlo. Lo agradecerás tú y te lo agradecerán los demás.