meliav.net blog comida perros
cachorro perro rompe macetas

Cuidados de un cachorro

Criar a un cachorro puede ser todo un reto para un nuevo propietario (o incluso para uno experimentado)

Hay que encontrar la línea que separa la sobreprotección y la creación de un entorno seguro para que el cachorro desarrolle su personalidad.

A los cachorros les encanta jugar, pero no hay que ser demasiado brusco. Tenga cuidado al jugar a juegos como el tira y afloja para asegurarse de no dañar los dientes en desarrollo de su cachorro ni permitir que se trague trozos de cuerda o tela. Además, los cachorros deben aprender a ser apropiadamente rudos cuando juegan. Todo esto forma parte de la socialización del perro.

No dé a su cachorro demasiadas golosinas.

Pueden alterar el apetito de tu cachorro en crecimiento por sus comidas más equilibradas y nutritivas. Además, no quiere malcriarlo. Los cachorros aprenden rápidamente que si suplican, lloran y se portan mal, pueden salirse con la suya. Las golosinas pueden utilizarse con moderación como premios de adiestramiento y nunca deben ser comida basura de alto contenido calórico para humanos.

No cambie las reglas y deje que le domine. Decida qué muebles o partes de la casa están prohibidos y sea consecuente. No regañe a un perro un día por estar en el sofá y al siguiente dejarlo subir.

No permita que su casa sea un lugar donde su cachorro pueda hacerse daño, donde pueda caerse o quedar atrapado, o donde pueda tropezar con sustancias que puedan enfermarle (la basura, los medicamentos de las mesillas de noche, los pesticidas de los jardines, los raticidas, etc.).

No le dejes sin adiestrar. Ese simpático comportamiento de cachorro será mucho menos simpático cuando sea mayor. Asegúrate de enseñar a tu perro buenos modales. El buen «perro cívico» es un punto de partida perfecto para que tenga una vida más feliz y saludable.